Micro Relato escrito por : Pepe Marquina

___________________________________________________

aroma de las flores

Ayer fui a un vivero. Me encantan los viveros. Flores, arbustos, arbolitos: un placer para la vista.

Comencé a echar flores de todos los colores sobre mi carrillo. Cerca de mí observé a una mujer que hacía lo mismo que yo. Cuando nos juntamos, nuestras miradas se cruzaron sobre los carrillos. El mío parecía más pobre que el suyo, tan abundante.

De forma algo indiscriminada opté por llenar mi carro sin mucho criterio para que ella comprendiera mis ansias por la jardinería. Nos juntamos de nuevo en la caja. Después de pagar le regalé una de mis macetas preferidas. Ella me obsequió con otra de las que más le gustaban.

Al terminar nuestro botánico encuentro, le di la mano y le dije: “siempre queda aroma en las manos que regalan flores”. Me dio un beso y nos dijimos adiós para siempre. He plantado el beso en mi jardín. Mis vecinas, curiosas y algo cotillas, me dicen que cómo se llama esa planta, que es tan bonita y crece tanto.

________________________________________________________________

Anuncios