Micro Relato Escrito por : Pepe Marquina

___________________________________________________________________________________________________________________

Las carreteras españolas están inundadas de señales de tráfico que nos sugieren, orientan, y a veces obligan  a conducir conforme la indicación.

Qué importante es que nos digan cómo hay que hacer las cosas, y cómo se pueden resolver los conflictos.

En algunos establecimientos y lugares públicos, para que no tengamos que tropezar o iniciemos una denuncia por falta de información, colocan unos carteles advirtiendo de la presencia de un escalón: ¡Cuidado con el escalón! Cada cual puede hacer lo que quiera. Saltarlo o intentar llevárselo por delante; pero que se atenga a las imágenes.

En una iglesia encontré un hermoso letrero: ¡Cuidado con el cura! Firmado: el obispo.  En algunas urbanizaciones: ¡Cuidado con el dueño! Firmado: el perro. Me resultó muy similar el paso por un bloque de pisos que decía: “Prohibido el paso a toda persona ajena a la obra”. Muy cerca de allí encontré otro letrero en la puerta de un recio edificio:”Prohibido el paso a toda persona ajena a La Obra”. Al principio yo tampoco lo entendía.

_____________________________________________________________________________________

Anuncios