Micro Relato escrito por : Pepe Marquina

__________________________________

Era viernes. Yo caminaba por la acera de la izquierda. Acababa de sacar una elevada suma de dinero del banco.
De frente se acercaba una mujer de cierta edad, con gafas y con un bastón en su mano derecha. Mi primera mirada me dijo que no me gustaba aquella forma de andar de la señora. El bastón no era propio de su edad. Hice ademán de cambiarme de acera, pero tan descaradamente me miraba, que me pareció incorrecto.
Cuando llegué a su altura, ella se detuvo y puso su bastón contra la pared. No me dejaba pasar. Supuse que necesitaba algo. Pensé, instantáneamente, que su sexto sentido había descubierto mi dinero. Supuse que a lo mejor lo que quería eran unas monedas.
– ¿A cuánto estamos? –me preguntó en un lenguaje apenas perceptible.
Me extrañó la pregunta, entendí que a lo mejor era una maniobra de distracción, pero no obstante fui amable.
– Hoy es viernes, -le contesté.
– ¡ESO LO SABE TODO EL MUNDO!, -me contestó con mayúsculas, mientras me miraba por encima de las gafas, y otras personas se nos quedaban mirando-. Yo quiero saber qué día es hoy, -insistió.
– ¡ESO NO LO SABE NADIE!, -le contesté en el mismo tono.

————————————————————————

Anuncios