Principiantes

o

De qué hablamos cuando hablamos de amor

Carver o Gordon Lish

Esta vez quiero comparar los dos relatos que dan nombre a los libros.

“Principiantes”  de Raymond Carver Fotografia de Raymond Carver

Fotografia de Gordon Lish

“De qué hablamos cuando hablamos de amor” de Gordon Lish.

Los dos relatos contienen historias de amor y de odio; de amor mal entendido, de melancolía, de dependencias afectivas. Pero las historias de estos dos relatos son diferentes, muy diferentes entre si y desde que los he leído me pregunto si son del mismo autor.

Cuando Gordon Lish (El editor de Carver) decidió publicar este relato (Principiantes) con todos los cambios y cortes que él quiso introducir, “estoy segura” que Carver se enfadó tanto, por haber enviado a la basura la mejor parte del relato, que casi se negó a firmarlos.

Eliminar del relato Principiantes la entrañable historia de amor de la pareja de ancianos, que para Carver representaban el amor verdadero, fue un gran error. El relato de del Lish (De qué hablábamos….) pierde intensidad, emoción y comprensión. Eliminar del relato Principiantes la desesperación de Terri sobre la salud mental de su compañero y amor Herb (Mel), quita la posibilidad de comprender la relación verdadera de la extraña pareja que forman Terri y Herb y nos despoja de la capacidad de entender el sentido del excelente final que Gordon Lish escribió para este relato.  Sencillamente no se entiende

De qué hablamos cuando hablamos de amor, fue la obra de Gordon Lish, no la de Carver. (¡Así lo pienso Yo!)

Las cuatro historias que Carver quiso contar para definir las etapas del amor, Lish las reduce a una y media, desaprovechando así la atormentada esencia de Carver. Gordon, solo mantiene la esencia de Carver en los cambios de escena, auténticos representantes del estilo del autor: Sirva de ejemplo la escena en la que los ladridos de los perros hacen de introducción a la tierna historia de amor del anciano Henry y de su mujer Anna. Pero esta esencia se despedaza con la forma en que Gordon da por finalizada la historia de los ancianos, rompiendo la intención real de Carver, el cual  (estoy casi segura) quería dejar abierta a la interpretación del lector.  Gordon, en su texto, ridiculiza la relación de los dos ancianos.

Al final, Gordon nos sorprende con un final apresurado, pero bien ornametando con una brillante narrativa poética (utilizada en en “stuck in love”). El final de Gordon no tiene nada que envidiar al final que Carver escribió para Principiantes. Carver cerró !su relato! con sensibilidad, con referencias al amor paternal y como no, con referencias a la muerte  (impresionante la equiparación que hace entre el final del día y la belleza de la nada).

Aquí os dejo los dos relatos, Principiantes vs WTWTAL comparados. Seguro que cada uno de vosotros podréis decidir cuál de ellos os gusta más. O ¡Quizás os gusten los dos!

Ahora a disfrutar de estos dos fantásticos finales

Principiantes

 (traducción de Jesús Zulaika)
Relatos Cortos - Raymond Carver- PrincipiantesEl agua de la ducha dejó de correr. Un momento después oí que Herb silbaba al abrir la puerta del cuarto de baño. Seguí mirando a las mujeres de la mesa. Terri seguía llorando y Laura le acariciaba el pelo. Me volví hacia la ventana. La franja azul del cielo había perdido esa tonalidad, y empezaba a ponerse oscura como el resto. Pero habían salido las estrellas. Reconocí Venus y, más allá, a un lado, no tan brillante aunque inconfundible en el horizonte, Marte. Había arreciado el viento. Contemplé su efecto en los campos desiertos. Pensé, absurdamente, que era una lástima que los McGinnis no criara ya caballos. Quería imaginar a unos caballos galopando por aquellos campos al oscurecer, o incluso quietos, con las cabezas vueltas en direcciones diversas, cerca de la valla. Y me quedé allí en la ventana, y esperé. Sabía que tenía que quedarme quieto un rato más, mirando por la ventana hacia el exterior de la casa, hasta que mis ojos ya no pudieran ver nada.

De qué Hablamos cuando hablamos de amor “

Texto extraído del blog de Ruben Garcia, No figura el traductor

De qué hablamos cuando hablamos de amor..

Podía escuchar los latidos de mi corazón. Podía escuchar el corazón de los demás. Podía escuchar el ruido humano que hacíamos allí sentados, sin movernos ninguno lo más mínimo, ni siquiera cuando la cocina quedó a oscuras.

.

….

Post relacionados:

Visor

Raymond Carver o Gordon Lish

————————————————————————————–