Suelto de Pepe Marquina

En cierta ocasión una escritora fue a la televisión. 

         Le hicieron una entrevista y entre otras cosas dijo que la única palabra que contiene las cinco vocales es la que encabeza este suelto.

         Al día siguiente una persona le escribió esta espontánea y sencilla carta al periódico:

         Mi querida escritora, piense un poco y controle su euforia. Un arquitecto  escuálido, llamado Aurelio o Eulalio, dice que lo más auténtico es tener un abuelito que lleve un traje reticulado y siga el arquetipo de aquel viejo reumático y repudiado, que consiguiera en su tiempo, ser esquilado por un comunicante, que cometió adulterio con una encubridora cerca del estanquillo, sin usar estimulador.

         Señora escritora, si el peliagudo enunciado de la ecuación la deja irresoluta, olvide su menstruación y piense de modo jerárquico.

         No se atragante con esta perturbación, que no va con su milonguera y meticulosa educación.

.

Me he quedado… sin vocales.

Fin…

Anuncios