Suelto escrito por Pepe Marquina

Decía Delibes, que los agricultores castellanos tenían los ojos azules de tanto mirar al cielo, para ver si iba a llover.

Qué hermoso es mirar a una bella mujer, caminar por la naturaleza y ver sus maravillas, pasear por los pinares y ver la rectitud de algunos pinos que casi tocan el cielo. De un vistazo somos capaces de ver un valle inundado de árboles en flor, las montañas que hay a su alrededor, el curso del riachuelo, el vuelo de las aves que coquetean con las nubes, y la mirada de dos enamorados.

Qué afortunados somos los humanos por poseer esas cualidades tan hermosas, que nos permiten mirar, ver, gozar y disfrutar de lo que vemos.

Y sin embargo, qué pena siento por los cerdos. Por su disposición anatómica no pueden mirar al cielo. Ven en línea horizontal y hacia abajo. ¡Qué pobres!

Fin …

Anuncios