Suelto escrito por Pepe Marquina

Charo y Antonio son los dueños de la editorial Huerga y Fierro.

Esta es la editorial con la que editó algunos libros el poeta Leopoldo María Panero.

El otro día contaban una anécdota que creo que merece la pena difundir.

En 1984 gana el premio Gabriel Miró por un cuento titulado Paradiso. Al premio le acompañan 150.000 pesetas.

Horas después le comunican que le retiran el premio porque no era inédito el cuento, como decían las bases. Lo había publicado unos días antes en una revista madrileña.

Qué duro es para un poeta ganar un premio y perderlo. Para un poeta que se dedica sólo a la poesía perder esa cantidad de dinero es terrible.

Un amigo mío estuvo a punto de ganar el premio Tigre Juan de novela. Era mucho dinero. Me dijo que si lo hubiera ganado se habría dedicado a la literatura. Como no lo ganó, se dedica a escribir.

Fin…

Anuncios