Suelto escrito por Pepe Marquina

Acabo de llegar del concierto. Ligeramente enfadado.

Estaba anunciado a las 8 de la tarde en un marco incomparable.

A las 8,30 horas el presentador nos anuncia que sólo queda media hora para que comience el concierto.

A las 9,00 horas sale una chica joven, que la conocen en su casa a la hora de comer, e interpreta tres canciones. A continuación sale otra chica y canta otras tres canciones. Chicas de relleno que no enfadan lo suficiente a la concurrencia. Ni pitos ni silbidos. Incomprensible.

El cantante comienza a cantar a las 9,20 horas. Con ochenta minutos de retraso. Nadie dice nada, nadie protesta, todo el mundo asume, asiente y se dispone a disfrutar.

¿Qué poco valoramos el tiempo? Nos toman el pelo durante ochenta minutos y no pasa nada. Qué lejos están aquellos tiempos en los que nos decían que el tiempo es oro.

Fin…

Anuncios