Suelto escrito por Pepe Marquina

Las hay de todos los colores.

Siempre me gustó coleccionarlas. A golpe de cámara o a golpe visual. Pero algunas se me borran.

A todos los españoles nos encanta volver a ver la sonrisa de Iniesta cuando metió el gol en la final a Holanda y supuso el ser campeones del mundo.

A todos los alemanes les encanta ver la sonrisa de Mario Gotze cuando metió el gol a Argentina y fueron campeones del mundo, el otro día.

Pero ayer hojeando un periódico en la sección de internacional después de ver los cuerpos sin vida de niños y adultos en Gaza, al pasar página aparecen ocho soldados israelíes caminando por territorio conquistado con cara de satisfacción y sonrisa de oreja a oreja. Qué insulto a la humanidad me parecieron esas sonrisas.

Como diría don Miguel: “desigual batalla”.

Fin…

Anuncios