Suelto escrito por Pepe Marquina

Hace muchos años me contaron un cuento y todavía hoy lo recuerdo, aunque se me han borrado algunas líneas de la cabeza y quizás he añadido algunas nuevas.

Parece ser que en un pueblo, alguien había cometido un pecado de estos que escandalizan al pueblo entero.

Como no había guardia civil, el pueblo se erigió en la justicia. Para ello congregaron en la plaza a todos los habitantes y por supuesto al protagonista del escándalo.

Decidieron apedrearlo hasta matarlo. Había mucha euforia.  Pero antes de hacerlo alguien levantó la voz y dijo “el que esté libre de pecado que tire la primera piedra”.

Poco a poco comenzaron a desaparecer algunos (los más pecadores), después se fueron otros (quizás un poco menos pecadores), a continuación se fueron la gran mayoría (pecadores, por supuesto) y así hasta que sólo quedó uno.

Pero ese “uno” que se quedó,  cogió una piedra y se la tiró al pecador o corrupto, que no recuerdo cómo decían en aquel entonces. Cogió otra piedra y se la volvió a tirar. Y así con otra, y otra, y otra, hasta que consiguió matar el que estaba limpio de pecado al que fue motivo de escándalo.

Los que están libres de pecado son los peores, porque son capaces de matarte a pedradas, sin embargo los otros se fueron a su casa con el rabo entre las piernas.

…Fin

Anuncios