Suelto escrito por Pepe Marquina

Cuentan que en una ocasión un florista fue a cortarse el pelo. El peluquero no le cobró nada porque era un día solidario.

En agradecimiento al día siguiente el florista le llevó un ramo de rosas.

Fue un pastelero a cortarse el pelo. El peluquero no le cobró nada por el mismo motivo. Al día siguiente el pastelero le llevó una tarta.

Parece ser que otro día fue un profesor.  El peluquero tampoco le cobró nada. El profesor al día siguiente le llevó un paquete de libros.

Así podríamos poner mil profesiones más y cada cual ejerería la solidaridad a su manera.

Para terminar el suelto os contaré que fue un diputado. El peluquero no le cobró nada. Al día siguiente, siguiendo la rueda solidaria de la vida, el diputado le llevó quince diputados.

Fin…

Anuncios