El más grande de todos los tiempos, el irrepetible y sin par Michael Jordan, nos dejó imágenes en la retina que se perderán  el día que nos perdamos. “He fallado una y otra vez en mi vida, por eso he conseguido el éxito” era una de sus muchas perlas.

Después de seguir año a año a nuestro querido Pau Gasol, leo una de sus frases en un periódico, a raíz del último All Star, “Que los niños vean que nada es imposible“. Los niños y los adultos, por supuesto.

La vida nos ofrece en cada época ídolos de los que nos enamoramos de forma irremediable.

Si ayer fue Jordan el motivo de nuestro amor, hoy todos estamos locamente enamorados de Pau. Siempre Pau.

Pau Gasol

..

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios