Suelto escrito por Pepe Marquina

ESCENA:

Era una tarde muy fría de noviembre, pongamos que de los años 50. Salía por la puerta del mejor hotel de Nueva York una familia blanca en espera de montar en el taxi que el portero negro había solicitado para ellos unos minutos antes. A la hija de 6 años se le escapó el sombrero volado por el aire; la niña salió disparada hasta la carretera cuando estaba a punto de cruzar un autobús. El portero negro, con muchos reflejos, se lanzó a la calle, cogió a la niña y la devolvió a la acera.

– La esposa del portero se puso muy furiosa diciéndole que había arriesgado la vida por una niña alocada, siendo que él tenía esposa e hijos que le necesitaban.

– Su hermano le reprobó la acción por ser una niña blanca, ya que “si tienes que salvar a alguien, que sea de los nuestros”.

– El director del hotel dijo que fue un acto altruista y esa Navidad le recompensó con una sabrosa gratificación.

– Un sacerdote oyó la historia y la calificó de heroica en el sermón dominical.

Fin…

Anuncios