Suelto escrito por Pepe Marquina

PitagorasParece ser que Pitágoras era un viajero empedernido y su esposa Enusa, la pobre, estaba casi siempre sola en casa.  A modo de entretenimiento se acostaba con cuatro campesinos analfabetos y muy catetos ellos,  que cuidaban las tierras de Pitágoras.

Pero he aquí que un día el gran  Pitágoras llegó antes de la cuenta a casa y sin avisar. Lo fácil que es enviar un whatssap . Contempló la escena que nunca habría imaginado.

Los mató a los cinco. Sin ningún miramiento. Los enterró en el jardín en un terreno rectangular, doble de largo que de ancho.

Dividió el terreno por la mitad y quedaron dos cuadrados iguales. En uno enterró a la bella Enusa.

El otro cuadrado lo dividió en cuatro partes iguales y enterró a cada uno de los catetos.

Sin darse cuenta comprendió que “El cuadrado de la puta Enusa era igual a la suma de los cuadrados de los catetos”. Y ahí nació su teorema. Puro azar.

Fin…

Anuncios