Suelto escrito por Pepe Marquina

Todos hemos estado alguna vez “locos por los huesos de…”

Qué agradable era cuando te lo decían y además era verdad. Estar loco por los huesos de… era una expresión que venía a decir estar enamorado.

Llevamos unos días que hay unos huesos que nos vuelven locos a todos. Son los huesos de don Miguel de Cervantes. El más grande de los grandes. Ya están descubiertos y el mundo, bueno España,  está feliz y descansa de tanta angustia contenida por ver sus rótulas, sus omoplatos y por supuesto las clavículas.

También han descubierto expertos en investigación a tres personas que han leído su magistral Don Quijote. Celebrémoslo.

Fin…

Anuncios