Ayer me enteré que la escritora Concha Espina fue nominada tres veces para el premio Nobel y siempre la nominaban países distintos de España. ¡Qué raro!

También me enteré ayer que Concha Espina le regaló uno de sus libros a Azorín, y se lo dedicó. Unos meses después la escritora vio su libro dedicado en un mercadillo de libros de segunda mano.

Me enteré ayer que un escritor  español actual le dedicó un libro y se lo regaló a un político. Un tiempo después ese escritor hojeando libros de segunda mano  en la cuesta de Moyano de Madrid, se encontró con el libro dedicado.

.Cuesta de Moyano-Madrid

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios