Me gustan los tatuajes. Como a todo el mundo.

Al llegar a la puerta donde me lo iban a hacer, me encontré con una chica bastante joven.  Lloraba y estaba algo nerviosa.

Me explicó que había venido para que le quitaran el tatuaje que se había puesto en el brazo cuatro años atrás.

Pero le dijeron que ellos no los quitaban, sólo los colocaban.

Me lo enseñó: “Te querré siempre”.

Me volví a mi casa. No me gustan los tatuajes.

.Tatuaje-Un error

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios