.

Un buen café no cambia la vida, pero la hace mucho más estimulante.

Un buen café no tiene porqué hacer malo al siguiente.

El amor que tiene alguien por ti, es directamente proporcional al tipo de café que te prepara.

El agua es imprescindible para la vida. Sin ella no se podría hacer café.

.El café

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios