Querido Papá

Aquel jueves te levantaste muy temprano y me diste un besito antes de irte al tren. Yo, aunque estaba dormidita, también te di un beso. Me dijiste que por la tarde me llevarías a los columpios, me comprarías chucherías, y que vendrías pronto.

Desde ese día no te he vuelto a ver y mamá está muy triste.

El teléfono ha sonado más veces que nunca. Han llamado dos presidentes de Gobierno, casi todas las emisoras de radio y cadenas de televisión, muchos de tus antiguos alumnos, miembros de la familia real, muchas personas anónimas,  el defensor del pueblo, los periódicos locales y nacionales, antiguos compañeros de Universidad cuando vieron tu foto impresa…

Por la noche duermo mal, pero me abrazo a la última muñeca que me regalaste. Durante el día  todas las personas se empeñan en que te olvide, pero yo siempre me acuerdo de ti. Tengo muchas ganas de verte.

He pasado por el parque. He visto los columpios. Están tristes. Papá, nos están esperando.

Los primeros días mamá me decía que tenías mucho trabajo y cuando llegabas yo estaba en la cama. Hoy me ha dicho que te has ido al cielo…, pero yo no me lo creo.

Han venido muchas personas a nuestra casa:  el alcalde, tus compañeros de trabajo, algunos concejales, Antonio, el carnicero, tus amigos de la partida de cartas, toda la familia, vecinos y vecinas que yo no conocía y que nunca había visto, Oscar, el del kiosko, y tantos y tantos.

Ha venido un río de personas a casa, pero yo sólo quiero que vengas tú, porque estamos sobreviviendo en un mar de lágrimas. Por favor papá,

VUELVE PRONTO

Querido Papá

..

Relato Breve escrito por Pepe Marquina – Incluido en el libro de relatos “Invité a los caracoles a soñar con la primavera”

Anuncios