Siento comenzar un suelto con ese título.

Mi padre me decía que el título era medio suelto.

A mí me habría gustado que fuera buena noticia y entonces yo habría titulado buena noticia, pero si es mala noticia yo no puedo titular buena noticia porque engañaría a los lectores. Y hasta ahí podíamos llegar.

Parece ser que en un pueblo de la costa, de cuyo nombre no quiero acordarme, han sacado una normativa de comportamiento ciudadano, y resulta, y aquí quería llegar, que han  prohibido orinar en la calle

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios