.

Nunca pensé que después de los cuarenta pudiésemos almacenar tanta riqueza:

Plata en los cabellos,

Oro en los dientes,

Piedras en los riñones,

Azúcar en la sangre,

Plomo en los pies,

Hierro en las articulaciones,

Catarata en los ojos,

Una fuente inagotable de gas natural.

.Einsten

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios