Hace unos años un psicólogo que tenía muy pocas cosas que hacer en el verano,  se entretuvo viendo las reacciones de los conductores, sólo hombres, cuando él mismo provocaba un atasco. A saber:

  • Si pasaba entre los coches una mujer con bikini, los conductores la miraban complacidos.
  • Si pasaba una mujer vestida de payaso, los conductores simplemente sonreían.
  • Si pasaba una mujer con muletas a causa de una cojera o lesión, los conductores mostraban su pena y pesar.
  • Si cruzaba entre los coches una mujer vestida con recato, los conductores tocaban el claxon.

.atasco

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios