.

Son las fiestas del pueblo.

A las diez de la noche hay una conferencia para hablar de los bandoleros.

A las tres de la madrugada entran ladrones en el Ayuntamiento y se llevan la caja fuerte. Pesa 300 kilogramos, sin los 6.000 euros de la recaudación de las tasas de las fiestas que el concejal de los dineros los depositó en el banco.

Los ladrones, al no poder llevar la caja fuerte hasta el coche,  la abandonan en mitad de la plaza.

¡Qué flojos! dijo el alcalde cuando se enteró de la hazaña de estos ladronzuelos. Voy a poner un gimnasio para crear músculo en el personal.

.las fiestas del pueblo

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios