La zancadilla es un arte. La vida es una escuela de zancadillas.

La practican los futbolistas desde niños hasta profesionales. Algunas son descaradas y otras tan sutiles que hacen dudar al  mejor árbitro a la hora de tomar una decisión.

En el trabajo hay muchos tipos de zancadillas para que el compañero de turno no ocupe el puesto superior vacante.

Es triste ver una zancadilla televisada. Ruin. Repetida y a cámara lenta. Enmarcada en un círculo. Una  y otra vez. Impresa la zancadilla,  fotograma a fotograma ocupando la pantalla gigante del televisor. Una zancadilla televisada es algo grosero, burdo,  tosco,  rudimentario.  Una zancadilla es la ejecución de un sentimiento.

En política hay tantas zancadillas que ya ni las televisan.

..Zancadillas

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios