.

Mi querida amiga Patricia Rodríguez me envía un whatsApp buscándome una sonrisa. Sonrisa, que con su permiso, quiero hacer extensiva a todos los lectores del blog.

“En aquel tiempo, Jesús subió a la montaña y, sentándose en una gran piedra, dejó que sus discípulos y seguidores se acercaran. Tomando la palabra, les enseñaba diciendo:

“Bienaventurados los pobres, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados los…”.

Entonces Pedro le interrumpió:

¿Esto hay que aprendérselo de memoria?.

Y luego Andrés: ¿Quieres que lo copiemos?.

Y Santiago: ¿Hay que examinarse de esto?.

Y Felipe  dijo: No tengo papiro.

Y Bartolomé: ¿Te lo tenemos que entregar?.

Y Juan: ¿Puedo ir al baño?.

Y Judas: ¿Y esto para qué sirve?.

Entonces, uno de los fariseos presentes, que nunca había enseñado o hacía mucho que no lo hacía, le pidió a Jesús la Programación. Ante el desconcierto del Maestro, le inquirió: ¿Cuál es tu nivel de competencia curricular? ¿Cómo atiendes a la diversidad ¿Qué significatividad tiene el material de aprendizaje que usas?.

A Jesús se le llenaron los ojos de lágrimas y, elevándolos al cielo, pidió la jubilación anticipada”.

.emoticos

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios