.

Si todavía viviera, este mes cumpliría 125 años el más grande de todos los cómicos:

Groucho Marx (vale y Chaplin).

Tenía dos vicios: las mujeres, gran aficionado, y la lectura, no tanto.

Tuvo tres mujeres legítimas y muchas amantes, por lo oído no tan legítimas. Cuando cometió matrimonio por tercera vez tenía 74 años y ella 19 añitos.

Era genial en sus muecas, su bigote pintado, su peculiar andar animalesco, sus gafas, su inseparable habano y por supuesto en sus frases inmortales. Se permitió el lujo de escribir libros. Con el primero “Memorias de un amante sarnoso” regalaba un huevo frito al que se lo compraba.

Una periodista le preguntó cuando cumplió 80 años que si volviera a vivir de nuevo,  qué haría. Sin dudar contestó:

“Probaría más posturas”.

.Irrepetible Groucho

Suelto escrito por : Pepe Marquina

Anuncios