Julio Collado acostumbra a dar conferencias, a impartir talleres de escritura, a escribir artículos en prensa, a presentar libros de nuevos escritores, a realizar programas de radio para el fomento de la lectura, a colaborar con revistas con temas monográficos, etc. Nunca dice no.

Aquí os acerco un poema que le pidieron que escribiera para una acto de la Cruz Roja,  sobre el agua:

AGUA, DADNOS AGUA

Dicen los expertos y las gentes sencillas

que el agua es un bien escaso; que el agua

es la guerra del futuro y está siendo del presente…

Dicen las gentes de los pueblos de la Sierra de Ávila

que fuentes y arroyuelos se han ido,  y con ellos

pájaros, margaritas, juncos y, hasta de las pacientes

vacas, muchos, muchos sueños.

Como la samaritana a Jesús, Agua, dadnos agua,

piden las gentes de más de medio mundo

a las nubes que no llegan y a los pozos

esquilmados por hombres vestidos de negro.

Desde mi habitación, oyendo el gorjeo juguetón

del grifo que mi nieto manipula sin dar importancia

al milagro que produce,

recuerdo las hileras de mujeres africanas, las filas

interminables de niñas que buscan un pozo.

Las veo con sus pies descalzos por las arenas

ardientes del desierto antes de asistir

a la escuela que no existe y acarrear

un escaso y envenenado agua

que pesa más que sus frágiles cuerpos.

Y veo también, lejos de allí, en los siniestros

casinos de la riqueza, los que compran

y venden en la Bolsa el agua que disuelve

la sonrisa apenas esbozada de las adolescentes

que buscan agua, Agua, dadnos agua,

y no guerras, piden como arbolillos sin savia.

Y hasta estas cómodas butacas y hasta esos grifos

tan cercanos, llega de los que ni pan

ni agua tienen, la voz ahogada.

¿Hasta cuándo esta tragedia?

Agua

Poesía escrita por Julio Collado

 

 

Anuncios