Cuento-español-actualMe acerco a la Antología del Cuento español Actual (1992-2012) propuesta por Cátedra con el ansia del que quiere leer para aprender de aquellos que, por su buena escritura y por méritos propios, pertenecen al selecto grupo de autores de cuento (¿cuentistas?). No están recopilados todos, pero sí los más destacados en una excelente selección de Ángeles Encinar. Descubro nombres nuevos en cuentos nuevos. Pero, también, a los que ya admiraba. Y, escojo un nombre, uno cualquiera: Carlos Castán y me doy cuenta de que el azar no existe, se camufla bajo casualidad.

 .

 

Hace apenas unas semanas asistí, quizá mejor, asistimos todos los componentes de La Librería de Merce a la presentación del último libro de Ángel ZapataMateria oscura” (ed. Páginas de Espuma). ZAPATA_MO_C_imprenta

Libro de relatos precisos marcados por la superación de la lógica y lo exacto en la palabra, historias sin historia o con mucha más historia de lo que se deduce de una simple lectura. Los sentidos divergen y lo metafísico se enreda con lo cotidiano, a veces con lo trivial y la imaginación se sublima. Surrealismo en estado puro. Literatura que rompe moldes. Alguien la llamó “antiliteratura”. Difiero, la historia de la literatura, como la del arte, no entiende de otro camino que no sea romper reglas y crear nuevas estéticas que, unas veces nacen de la evolución previa y, otras, de una revolución con lo existente, este quizás sea el caso (“Dios era una liebre…”, “un huevo frito apellidado Prendergast…”, “las nueces pueden despertar…”, “los alicates regresan a su casa…”). El lenguaje se recrea en figuras retóricas eternas pero recién estrenadas a través de metáforas absolutas (“un pájaro va a hacer el día”), sinestesias bellísimas (“si une las palmas de las manos, toca una voz”) y la narración se tiñe de poesía, de la verdadera, de la que hace poema con las palabras sin necesidad de rima, les basta su sonoridad interna y efímera (“lo inalcanzable, en él es lo que le circunda como un límite, es el zócalo inútil de una isla en la extensión de un mar vaciado”, “Poco a poco la arena empieza a formar un corazón que late”…). En otras ocasiones el sentido es tan profundo que hay que releer hasta el infinito para descubrir y volver a esconder los mensajes soterrados bajo títulos como Usura, Único centro, o Equinoccio. Literatura, sin aditamentos y sin falsificaciones, literatura que sólo emerge cuando algunos seres dotados de poder la invocan (tantos llamados, tan pocos los escogidos).

Una tarde de librería en la presentación de un libro para amantes del cuento, para encuentro con amigos, con cierto regusto de admiración sana. Pero, antes de conseguir la firma estampada en el libro recién adquirido, me encontré bien por casualidad adulterada o, acaso, por azar buscado, charlando con uno de los ponentes de la presentación, el que me embriagó con la frase justa y la crítica certera, en el que percibí un dominio absoluto del análisis y de la técnica: Carlos Castán. La sencillez y afabilidad de su trato me predispusieron a su favor; la curiosidad después hizo el resto. Me perdí en Internet y en sus buscadores, indagué en su biografía y me topé, como no podía ser de otra manera, con el escritor, de novela y de cuento. Dominio del lenguaje y de la anécdota, en sus escritos el argumento discurre seguro y las palabras seducen con contundencia:

Como cuando estás empapado y continúa lloviendo, como cuando estás muerto pero nadie está dispuesto a dejarte de herir. Y cada cuchillada da lo mismo, y cada dolor es como un dolor en sueños.

El relato de un razonamiento o de un proceso psicológico en el que obran elementos sutiles e imperceptibles o una descripción cualquiera que comporte un alto grado de abstracción, dice sobre la poética del cuento Italo Calvino (que yo extraigo del prólogo de la Antología de Cátedra). Esto es lo que percibo al leer los cuentos El huérfano, o Un día resbaladizo de Carlos Castán. Me quedo con El Acomodador y esos otros relatos de Castán de sus libros Sólo de lo perdido o Frío de vivir. Constato en la presentación del libro y en la Antología, la contundencia de la afirmación de Eloy Tizón:

el relato es sobre todo el deseo de que haya un relato”.

 

Solo de lo perdido-Carlos Castán………. …. ……..Frio de Vivir - Carlos Castán

Al final de la presentación de Materia oscura, después de esperar una larga cola, y después de la pequeña charla con Castán, logré acercarme a Ángel. Solicité anhelante una dedicatoria a alguien que no me conoce, que nada sabe de mí.  Apenas unas frases en el esplendor de la ocasión dentro de una algarabía de parabienes que celebraban el evento. También una sonrisa fugaz y cálida. Conseguí la dedicatoria. : “Para Mary Carmen, que dice que me sigue, ella sabrá por qué”. Por supuesto… lo sé.

Animo a la lectura de la Antología del Cuento de Cátedra. Todos los relatos seleccionados van precedidos por una brevísima definición/opinión sobre el cuento, los avatares del género y un reconocimiento, breve también, hacia de los autores que han estado en la génesis del proceso creativo, aquellos a los que leen, aquellos a los que admiran.  Y, claro, a leer a Carlos Castán y a continuar aprendiendo y disfrutando del genial hacer de Ángel Zapata.

Pero, animo, sobre todo, a dejarse tentar sin ningún tipo de pudor por la seducción eterna del relato.

.

Reseña escrita por Mary Carmen Caballero

Anuncios