Las colillas siempre han dado mucho juego.

De una o de otra forma todos hemos tenido alguna vez una colilla en la mano.

“Eso no se hace, eso no se toca, niño deja ya de joder con la pelota…” Yo creo que Serrat se inspiró en las colillas para hacer la canción. Cuando éramos niños y nos veían con una colilla en la mano nos obligaban, con vehemencia,  a soltarla ipso facto. Nos decían que lo que no era nuestro no se debía de tocar. “Nunca sabes -nos insistían- a quién ha pertenecido esa colilla”.

Pues ahora la alcaldesa de Madrid, va y dice que premiará  a los niños que más colillas recolecten.  ¡Qué daría yo por una colilla!

Las vueltas que dan las colillas.

Manuela Carmena-Alcaldesa de Madrid 2015

Ilustración – Pintura al óleo cedida por Nélida Antuña

.

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios