Cuando se cultiva el talento se consigue el éxito.

Con apenas veinte primaveras, camina como una gacela,  se mueve como una diosa y acaricia las teclas del piano con femenina dulzura. Los ángeles están celosos.

No toca las teclas, tal es su comunión con ellas, que son las teclas las que respondiendo a sus deseos,  emiten bellos sonidos. Sonidos que atraviesan fronteras y  se escuchan lejos,  muy lejos. Sonidos que despiertan el alma.

Así es Susana, de serena belleza, artista prodigiosa y talento descomunal. Susana es como las cosas hermosas, que son hermosas,  porque no saben que lo son.

.Susana , La bella

.

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios