A veces hay que poner títulos algo llamativos para mendigar algún lector.

Existe un bar en el que el dueño, algo enfadado,  ha tenido que poner un cartel muy llamativo: “No se acepta dinero sacado del sujetador”.

En realidad quiere decir que no se puede pagar dinero en ese bar con dinero que la gente guarda en la ropa interior.

Para el dueño del bar el problema no es que los billetes sean falsos, eso ya es lo de menos, contamos con ellos. No van a ser todos verdaderos.  El problema es el origen de los billetes, mejor dicho, el lugar de la extracción.

“Dime de dónde sacas los billetes y te diré…”.

Suelto escrito por Pepe Marquina

 

Anuncios