. Ella es feliz

Es feliz con las cosas sencillas. Y cuánto más sencillas, más feliz.

Por la tarde después de trabajar, se sienta en su sillón preferido.

Se coloca sobre las piernas el último libro que ha caído en sus manos. A veces mira la chimenea y observa el chisporroteo que producen los troncos de leña al quemarse. Es su forma de protestar.

Pero como está rodeada de tanto ventanal tiene que alternar su mirada: Si mira hacia la derecha observa cómo la luna comienza a salir. Redonda, hermosa, muy femenina, blanca.

Si mira a su izquierda dice adiós a los últimos rayos del sol. Ese sol que durante tantas horas ha irradiado la casa. No llora por el sol, porque sabe que mañana otra vez volverá a salir.

Es feliz con las cosas sencillas.

.

Suelto escrito por Pepe Marquina

 

 

 

Anuncios