.

Siempre me gustó escribir cartas. Me volvía loco si eran de amor.

Si recibía una carta de amor lo celebraba a lo grande. Si la carta era de una mujer,  me bailaba el alma entre “una tempestad de sentimientos”.

Si hoy  recibo cartas de amor y son  de una mujer bellísima, como es Soraya, me inunda “una riada de emociones” y necesito hacerlo público.
Esta carta, con su permiso, al subo al blog:

CARTA DE AMOR escrita por SORAYA GARCÍA NOGALES

“De repente comenzó a soplar una brisa suave.
Se llevaba los miedos y traía canciones y versos.
Comenzaron las hojas a agitarse despacio, a un ritmo lento y acompañaba su música a aquellos versos.
Uno frente al otro, susurro del viento, murmullo del alma, amores de cuento.
Entre ellos el cielo abierto, un río de ilusiones, un mar de misterio, un océano en calma de complicidad y deseos.
Cada vez más cerca, cada vez más dentro.

Se agitó la brisa y se tornó a viento que movió las hojas, que envolvió a los versos, que hizo girar juntos al árbol y al sueño.
Torbellino de amores, de canciones, de cuentos…
Riada de emociones, tempestad de sentimientos que se vuelven caricias, abrazos y besos cuando ya no hay nada entre el árbol y el sueño.
Cuando ya son uno, un único verso que suena en la noche, quejido del viento”.

.

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios