.

La mascletá cumple dos funciones: espectáculo visual y sonoro. Goce para la vista  y  disfrute para el oído. Bueno, y alguna más.

Siempre se han celebrado en Valencia y en Marzo.

Hace años la viví de cerca. Tuve que cerrar los ojos para no ver el fluir de luces multicolores que dañaban mi pupila  y taparme los oídos para no ser testigo de tantos ruidos consecutivos que podían dañar mi tímpano.

Lo mismo que hacen muchos ahora.

Como todo está alterado, al igual que el tiempo atmosférico, la mascletá se ha adelantado un par de meses.

Unos sienten vergüenza por los ruidos que no cesan, procedentes de la comunidad valenciana, y otros no encuentran justificación para las “sospechosas acciones” cada vez más visuales y sonoras de los votados, representantes y gestores del pueblo llano y desamparado.

.La mascletá

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios