Hoy se habla mucho de aritmética. Pero poco de geometría. Aunque bien pensado, se habla poco de lo que más abunda.

Una de las figuras geométricas que menos me gustan son los círculos… viciosos. Y hay muchos a nivel personal, laboral, familiar o social.

A nadie le gustan los triángulos… amorosos. La prensa de las vísceras está aireando continuamente muchos vértices de estos triángulos. Unas veces futbolistas amigos y famosos, cantantes universales, músicos entrañables…

Pero en esta época lo que más me molesta es la escasa capacidad de entendimiento entre unos y otros políticos. Si el uno y el otro y el otro se importaran menos a sí mismos, les importaríamos más nosotros. Entonces se pondrían de acuerdo. No me gustan tantas cabezas… cuadradas.

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios