Breve fragmento extraído de un artículo de Julio Collado.

“Mientras los poderosos se dedican a sus asuntos económicos desde sus despachos calentitos, las flacas carnes y las esperanzas de las gentes corrientes sufren las consecuencias y no ven la salida del túnel.

De ese modo, no extraña que los ciudadanos estén hartos y ese hastío ataque los cimientos de las democracias tan difícilmente conquistadas. Por eso, están surgiendo con fuerza los partidos de extrema derecha y los líderes del patriotismo excluyente. Aportan soluciones simples a problemas complejos como si esto fuera posible.

Ya escribió Rafael Barret, y de eso supo mucho en propia carne, que “No me habléis de patriotismo. El amor que se queda en las fronteras no es más que odio”.

Las carencias de los excluidos por una parte y los que aprovechan ese malestar para seguir siendo privilegiados, están poniendo en aprietos la convivencia. Es preciso impulsar soluciones a los problemas que se eternizan y que causan malestar en los ciudadanos antes de que la desesperanza les eche en manos de los “salvadores” de turno”.

.Julio Collado

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios