.

Una mañana de sábado, de un sábado cualquiera, una joven loca entra en el consulado de España en Paris. La atmosfera es pesada y la multitud ahoga todos los deseos.

Después de una espera de dos horas, un hombre de gafas verdes y barba de varios días, le da la bienvenida detrás del cristal. La joven loca le comenta con excitación su deseo de inscribirse en el consulado. El hombre de gafas verdes le sonríe y extiende frente a ella todos los papeles a cumplimentar. Hoy no podrá ser, piensa ella en voz alta y sonríe. No importa volveré, le dice al hombre de gafas verdes. Él la llama loca. Ella vuelve a sonreír y lo mira con deseo. Entonces la joven local confiesa que acaricia la idea de volver a verlo. Él le devuelve la sonrisa y llama al siguiente de la fila.

.Deseos

Micro Relato escrito por Merche Postigo

Anuncios