.

Hojeando una revista de anuncios me he detenido en uno que paso a relatar.

“Vendo algo…”

 Llamé por teléfono:

-¿Qué vende? -pregunté.

-Algo, -me contestó.

-¿Y cuánto pide?

-Algo, -insistió.

-Pero ¿cuánto? -le dije.

-Depende lo que compre -me contestó.

-Pero ¿qué vende?

-Ya se lo he dicho,  algo. ¿Le parece poco?

-No me parece mucho ni poco. Quiero saber lo que le puedo comprar.

-Pues lo que usted quiera.

-Pero si no sé lo que vende.

-Entonces ¿por qué llama?

-Por el anuncio. Pero no lo tengo claro.

-¿Qué no tiene claro el anuncio? ¿Es que no entiende: “Vendo algo por algo”?.

-Usted lo que busca es conversación, -le dije.

-Click, click, click….

.Algo

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios