.

El otro día estuve con el vecino de arriba. Me dijo que venía de entrenar para correr el siguiente maratón. Me dice que le encanta correr en España. ¿Por qué? Porque lo hago con zapatillas. “En mi país corremos descalzos porque unas deportivas equivalen al sueldo de dos meses”. Pero hay mucha afición a correr maratones.

Mañana voy a estar con el vecino de abajo. Me dirá que estuvo este verano en un país pequeñito, en el que todos los habitantes ganan suficiente dinero como para tener cada uno un barco.

.Pobres y Ricos

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios