.

Llamé a Julián Pascual el día anterior:

-Parece que las previsiones hablan de lluvia -le dije.

-Hasta que no lleguemos al río -me contestó a lo Julio César-, no hablemos del puente.

El día 22 de Octubre del 2016 a las 06,00 horas el locutor de radio decía: “Hoy es un día de perros. Si pueden,  eviten salir de casa”. Mientras,  me afeitaba con esmero para que la cercana lluvia resbalase por mi cara sin dificultad y que los principios de la barba no fueran obstáculo para la persistente.

A las 07,30 horas partimos de Guadalajara. A las 14,00 horas habíamos llegado a destino: Viñuelas, pueblecito de dicha provincia.

Fueron 30 kilómetros caminando, pero como la suerte es del que la busca, sólo los doce últimos los hicimos bajo la esperada y anunciada lluvia.

Hay placeres para el cuerpo, que como las magdalenas,  bien mojados son más apetecibles.

Los osados caminantes posan estoicos, a la hora señalada, ante la iglesia de Santiago. Guadalajara

magdalenas

 

 

 

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios