.

¿Cuándo había oído hablar el mundo de la bilirrubina? Nunca. Hoy a todos nos interesa este parámetro. El mundo se ha intelectualizado. Todos los pacientes la buscan en sus análisis.

Todo se lo debemos a Juan Guerra. ¡Qué grande es! Gracias a él hemos conocido qué es eso de suero de colores, vitaminas de cariño, tiritas de amor y por supuesto la bilirrubina.

DESEO: La química con música entra.

Juan Guerra nuevo Premio Nobel de Química. Por petición popular.  Y vale.

REALIDAD: “Máquinas moleculares”

Tres científicos, francés, americano y holandés lo han recibido por construir “máquinas moleculares”, las máquinas más pequeñas del mundo, unas mil veces más pequeñas que el ancho de un cabello humano.

.Quinica - Nobel 2016

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios