.

Hay a quién no le gusta la Navidad. Por lo general a esas personas no les gustan los villancicos ni nada que se lo recuerde.

Si una de estas personas tiene la mala suerte de trabajar, por ejemplo, en una tienda donde están sonando estas canciones desde la apertura al cierre, esas personas pueden acabar en el psiquiátrico.

Es como si a un dependiente de una tienda de deportes, que sea simpatizante del Real Madrid,  le pusieran en el monitor los cientos de goles de Messi y cada gol lo repitieran siete veces desde la mañana a la noche.

Sería como para odiar las Navidades y al argentino.

.villancicos de navidad

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios