(Antón Pávlovich Chéjov;   Taganrog, 1860 – Badenweiler, 1904)

.

Antón Chejov nació en una familia de comerciante humildes y de escasos medios. El padre era un  mercader, nieto de un siervo de la gleba. Chéjov acabó los estudios secundarios en Taganrog, donde permaneció solo tras la marcha de sus familiares a Moscú. Entre 1879 y 1884 estudió medicina en la universidad de Moscú; pero, estaba más interesado en la literatura que en la ciencia médica. En esa época comenzó a colaborar escribiendo en diversas revistas y publicando sus primeros relatos en el diario “Oskolki” de San Petersburgo. Pronto difundió su nombre a través de varias narraciones humorísticas, reunidas en un libro titulado “Cuentos de varios colores” de 1886.

Chejov Se convirtió en una de las más reseñables figuras del realismo ruso; creador del relato moderno, en el que el efecto depende más del estado de ánimo y del simbolismo que del argumento. Algunos de sus mejores relatos se encuentran en su libro publicado póstumamente “Los veraneantes y otros cuentos” de 1910. Tiene un estilo marcadamente lacónico  y aporta una total ausencia de complejidad en las tramas.  Una vez se liberó del cuento humorístico, Chejov apostó por un tipo de escritos mas profundos, donde imponía una descripción incisiva de las miserias de la existencia humana. Sus relatos estaban    carentes de compromiso y pasión, plasmando una idea de la literatura que rechazaba el principio del autor como narrador omnisciente.

El gran heredero de Chejov, Raymond Carver , quiso ofrecer un homenaje a su maestro con su relato “Tres rosas amarillas”. La admiración que Carver tenia por Chejov vine sobretodo reflejada en sus finales. Unos finales en los que Chejov, al igual que Carver, raramente utiliza giros sorpresivos o espectaculares (como referencia de ello léase “la dama del perrito” de Chejov) y donde  Carver, al igual que Chejov, deja que sea el lector quien profundice en la importancia de lo relatado (léase “Tres Rosas Amarillas” de Carver“).

.Antón Chejov

.