Inicio

In memoriam

2 comentarios


In Memoriam

Cuando te despiertas por la mañana siempre esperas que el día te depare cosas buenas y bonitas. A veces, incluso, no esperas nada. Desde luego nunca esperas ver al dolor apareciendo por la puerta.

Cuando me desperté esta mañana tenía muchos motivos para estar alegre, bueno al menos tenía alguno. Pero al abrir la puerta de mi día, descubrí que había alguien, muy querido, que no estaba teniendo el mismo afortunado despertar.

Querido Alejandro, no te hemos visto desde el pasado invierno. Nos dijiste que lo estabas pasando mal. Pudimos constatarlo. Tu mujer, Almudena, estaba luchando contra la muerte, un cáncer la tenía alterada. Todos teníamos tantas esperanzas en que lo superaría que nos despedimos felices, convencidos de que Almudena seguiría siendo tu compañera de viajes.

Esperanza, bella palabra que esconde deseos casi siempre troncados.

Hoy hemos sabido que Almudena no ha podido vencer la lucha y se tuvo que marchar, a otra vida o a otra dimensión. Realmente no sé dónde van los muertos, pero puedo afirmar que se quedan en nuestros pensamientos, y en nuestras memorias, pero, sobre todo, en nuestros corazones. Recordaremos a Almudena como era, luchadora, rebelde, inteligente, una gran mujer.

Alejandro, queremos acompañarte en tu dolor con tus palabras:.

Que el amor nos defienda y la fuerza nos guarde.”

Te queremos.

Los escritores de la Librería de Merce.

“Hombre real” ….Merche Postigo

2 comentarios


Suelto escrito por Merche Postigo 

Ayer, 8 de marzo, se celebraba en el mundo occidental (dudo que lo hicieran muchos países del mundo oriental) el día de la mujer. Mientras zanganeaba en el sofá, dando por terminado un domingo más, escuchaba las noticias en la televisión. Todas las cadenas y todos los presentadores hablaban muy bien de las mujeres y me sorprendí a mí misma pensando:

No me gustan los hombres condescendientes. No me fío de sus intenciones. Nunca sé si quieren ser políticamente correctos o si se están riendo de mí y por ende del resto de mujeres.

En realidad me gustan las mujeres que no necesitan de la aprobación de los hombres para sentirse a gusto. Me gustan las mujeres que no necesitan tener una buena apariencia para ser aceptadas. Y sobre todo, me gustan las mujeres que saben ir solas por la vida con la cabeza alta y la mirada al frente.

Pero si bien no me fío de los hombre que me dicen que soy más inteligente que ellos por el mero hecho de ser mujer. Y no me fío de los hombres que me sonríen si tengo buena apariencia, pero me dan la espalda cuando cumplo años. Si me gustan los hombres que saben ser compañeros y no contrarios. Me gustan los hombres que saben cuidar de si mismos y de los demás y no piensas que con colaborar es suficiente. Me gustan los hombres que saben mostrarse como son y me aceptan como soy.

!Soy muy optimista! — Creo que el futuro será más justo para las mujeres, y aunque yo no podré disfrutarlo sabréis que he colaborado a que suceda.

A real woman

Fin…

“La beneficiencia” … Merche Postigo

Deja un comentario


Suelto de Merche Postigo

La BeneficienciaComo todos los sábados, hoy fui al supermercado.

Y allí estaba él, el hombre que me preguntó si creía en Dios.  En la calle, al lado de la puerta del super. Sus pequeños ojos, miraban con suciedad a los de un empleado del supermercado.

Cuando traspasé la puerta del super, me sorprendieron tres jóvenes bien peinadas de vaqueros recién lavados en la entrada. Sus sonrisas, limpias, pedían comida para los pobres. Que loable misión, pensé.

Todos los clientes del supermercado se afanaban a entregar a las saludables jóvenes sus bolsas con la comida que habían comprado para los pobres. Me emocioné. 

Cuando salí a la calle, esquivando a las jóvenes misioneras del hambre, me encontré de nuevo con el hombre que me preguntó si creía en Dios. Seguía en la puerta, casi desnudo, sucio y sonriente. Ahora discutía con el empleado del supermercado,.

– Que te he dicho que te marches!… gritaba el encargado del supermercado.

– Pero hombre… farfullaba él, expulsando el aire, mezclado con saliva, entre los huecos de sus dientes.

– Vete. Aquí no hay nada para ti – le espetó el encargado del super.

Miré a las jóvenes, ajenas a la escena, afanadas en su humanitaria tarea, después lo  mire a él y pensé en la beneficencia.

Fin …

“La Moraleja” …Merche Postigo

Deja un comentario


 Sueltos de Merche Postigo

La Moraleja

Aquella mañana mi destino era la parada de metro “casa del reloj”. Me gustaba el nombre y emprendí el camino con mucha excitación y algo de miedo. 

Cuando salí de la boca del metro, tuve una epifanía y lo comprendí. 

¿Por qué los futbolistas, que se hacen ricos, vuelven a sus barrios o a sus pueblos SOLO para recibir los homenajes de sus envidiosos conciudadanos?

Quizás porque saben que no tendrán que convivir nunca más con los olores a cocido, a colonia barata y a pobreza, porque la pobreza huele.

Quizás porque saben que volverán a sus Moralejas y disfrutarán de lo que pueden pagar sus nuevos y recién adquiridos millones. Millones ganados gracias a los ahorros de sus pobres convecinos que van al fútbol todos los domingos o todos los días de jugar. 

Aquella mañana, cuando volví a entrar en la parada del metro “casa del reloj” y el tren emprendió la marcha y le volvió la espalda a esa realidad, respiré aliviada porque no tenía que regresar.

Fin …

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

geoengineeringcrimes

Crimes Against Mother Earth

A %d blogueros les gusta esto: