Inicio

“Un corazón con faldas” … Pepe Marquina

2 comentarios


.carta - hermana

Mi querida y añorada: Es la primera vez que me decido a escribirte, aunque muchas, muchas veces lo he pensado y muchísimas más me he acordado de ti.

Los días han pasado, y los meses, y los años. La rueda de la vida no se detiene. Más

Anuncios

“Los árboles deben morir de pie” …Pepe Marquina

6 comentarios


.campo de futbol juan de austria

El Ayuntamiento de mi ciudad quiere sustituir un campo de fútbol de toda la vida, rodeado de árboles,  por aparcamiento en superficie para coches. Esta carta se la he enviado a mi Ayuntamiento:

LOS ÁRBOLES DEBEN MORIR DE PIE

Con todos mis respetos me dirijo a la autoridad competente en la materia que nos ocupa.

Como vecino, conocedor de la situación y con miles de kilómetros recorridos en uno de los pocos reductos ajenos a la contaminación acústica y atmosférica, como es el añorado campo de fútbol de Juan de Austria, me gustaría hacerles algunas consideraciones al uso:

anciano con bastonComo autoridad competente, que me consta que lo son, no permitan que los ancianos del lugar que pasean a tres patas por el hermoso y casi sin par entorno del antiguo campo, no permitan repito, librarles de las interferencias de los automóviles, de los ruidos de motor y claxon y de la ingente cantidad de gases contaminantes que esas máquinas de hierro vierten allá por donde se les permite circular.

No permitan que este antiguo campo de fútbol siga siendo un reducto y un refugio de bien para las personas de todas las edades que acuden a él para liberarse de ruidos, de coches, y de otras contaminaciones.

niñosjugandoNo permitan la paz en estos escasos metros cuadrados de tranquilidad, en esta isla sin más ruidos que los de los niños felices cuando entran y salen de los colegios. Inunden ese escaso remanso de calma y tranquilidad,  de coches que hagan rugir sus motores a cualquier hora del día o de la noche, en verano o en invierno, con frío o con calor.

No permitan que los ancianos sean felices en esta isla mínima. No permitan que personas mayores y jóvenes disfruten de la  molicie del ocio. Róbenles esa tranquilidad y esa paz inundándoles con la mecánica de cientos y cientos de caballos en forma de potencia de los motores.

No hagan caso cuando alguien les diga que los políticos tenían que ser primero ancianos para luego tener un mínimo de comprensión en su trato hacia ellos, como si ellos nunca fueran a pasar por ese plano inclinado de la vida que es la tercera edad.

Señores políticos, no se dejen engañar. George Porter dijo que el futuro de la humanidad está en el árbol. ¡Mentira!, no se lo crean. Los árboles sólo sirven para crear oxígeno y dar sombra en los duros veranos al sol. Hay que sustituir los árboles por coches, y cuántos más coches, menos árboles. Contribuyan al animalismo urbanístico y eliminen  los espacios libres de la ciudad, los espacios de ocio, de paseo, deportivos y de entretenimiento. Cemento, cemento y cemento. Y coches, claro.

Señores políticos y representantes del pueblo. Si por la tercera edad no han pasado, pero sí han sido niños algún día, no permitan que un solo niño de los presentes que atraviese el campo sea feliz y descuidado. No permitan que se abandonen al relax y a la concupiscencia de los sentidos. Ustedes tienen la obligación de acercar el coche al niño, para que el niño sea consciente de que está entre coches. El niño, ya desde niño, no se puede dormir en su camino al cole y a casa creyendo que está libre de coches. No les permitan esa felicidad transitoria. Bien saben ustedes que al salir por cualquiera de las calles que desemboca en  la constante taladradora de coches sin cesar, los niños deben vivir en un continuo estrés. ¡Contribuyan a ello!

No permitan crear campos de juego para los niños; que utilizen los juegos de ordenador para  que florezca la industria de esos juegos, aunque luego los haga  violentos. Que los niños no jueguen al aire libre que luego se aficionarán al deporte y pondrán en riesgo a las multinacionales de productos insanos.

Señores políticos,  aprovechen todos los metros cuadrados para que los coches formen parte de la geografía de este recinto sin par,  dotado de una tranquilidad que no es digna del siglo XXI. Por faniños juegosvor, cemento, calles y coches.

No permitan la creación de pulmones para la ciudad. No sean paleolíticos. Las constantes lluvias con las que el cielo nos premia hace que el aire atmosférico sea perfectamente respirable y evita que niños, ancianos y jóvenes tengan problemas respiratorios que tengan que ser tratados en los hospitales.

Por favor señores representantes, no hay derecho a que día tras día disfrutemos de tan salutíferos aires procedentes de las incesantes lluvias. No les voy a pedir, aunque me sigue constando que lo pueden hacer, que elijan entre detener tanta y tanta lluvia o crear espacios verdes, verdes y más verdes. No voy a ser tan ruin de ponerles en esa disyuntiva, a ustedes que pertenecen a otro estado estratosférico y tienen otra visión de la jugada. Visión distinta de los que hacemos las tres en raya día sí y día también por el antiguo campo de fútbol.

Por favor no caigan en la trampa de dejar espacios libres para el solaz de las personas de cualquier edad. Algún día, cualquiera de ustedes, cargado de años y de razones, podrá pasear entre el antiguo campo de fútbol y las nuevas tecnologías automovilísticas y podrán  comer la contaminación con cuchillo y tenedor. No se priven de semejante placer. Empiecen a construirlo cuanto antes.

Como decía John Lennon, demos una oportunidad a la naturaleza.

.Juan de austria- alcala de henares

Relato breve escrito por Pepe Marquina

“Cochinadas” … Pepe Marquina

2 comentarios


.

(Pepe Navas me pidió colaboración para una revista “Compluteca” que se edita en un Instituto de Alcalá de Henares. Quería aunar colaboraciones y editar un monográfico sobre el premio Cervantes, Eduardo Mendoza. Yo, con más osadía que conocimientos, le envié esta pequeña colaboración. También participaron Julio Collado y José Luis Salas, siempre tan generosos y participativos. La gran y sentida ausencia fue Mary Carmen Caballero que en esta ocasión por su exceso de trabajo no pudo acompañarnos con su sabiduría). Más

“Mi padre” …Pepe Marquina”

2 comentarios


Hoy, 3 de Julio mi padre cumpliría años. Todo lo que soy se lo debo a él. Me enseñó lo que era la disciplina y me dijo que con la voluntad se consigue todo en la vida. Me enseñó a amar el esfuerzo y a no regatear sacrificios. Siempre me regaló los mejores consejos. Tuve la suerte de tenerle como padre y creo que no le defraudé como hijo.

Este cuento, en el que los dos somos protagonistas, nos hacía llorar a los dos cada vez que lo leíamos. Pero yo era muy feliz con sus lágrimas azules. Hoy, todas mis lágrimas son  para él.

Mi Padre lagrimas

 

No me gustaba limpiarme. Pero mis lágrimas, aquellas lágrimas, aceitunadas y espesas, después de recorrer el candoroso rostro sin ninguna dificultad, saltaban gozosas desde la mandíbula inferior y caían casi verticales, para estrellarse sobre el suelo reseco y polvoriento. El recorrido era escaso, sin embargo, cuando llegaban a tierra, salpicaban.

Mi padre ya no sacaba el pañuelo de cuadros blancos y azules para empapar mis lágrimas, pues yo comenzaba a correr en cuanto él hacía intención de meter su mano en el bolsillo. Lágrimas y más lágrimas con un destino equivocado. Más

“El niño de madera”… Pepe Marquina

4 comentarios


el niño de madera - pobreza invernal.

Mi hija tiene seis años y se llama Sarita.

Todas las Navidades, por las tardes, vamos a visitar los belenes que están al aire libre. Como los pueblos están próximos, nos acercamos a sus plazas para ver el belén que preparan los ayuntamientos o asociaciones de vecinos.

Pero mi hija SIEMPRE SE ENFADA.

*** Más

“Querido papá” …Pepe Marquina

2 comentarios


Querido Papá

Aquel jueves te levantaste muy temprano y me diste un besito antes de irte al tren. Yo, aunque estaba dormidita, también te di un beso. Me dijiste que por la tarde me llevarías a los columpios, me comprarías chucherías, y que vendrías pronto.

Desde ese día no te he vuelto a ver y mamá está muy triste.

El teléfono ha sonado más veces que nunca. Han llamado dos presidentes de Gobierno, casi todas las emisoras de radio y cadenas de televisión, muchos de tus antiguos alumnos, miembros de la familia real, muchas personas anónimas,  el defensor del pueblo, los periódicos locales y nacionales, antiguos compañeros de Universidad cuando vieron tu foto impresa…

Por la noche duermo mal, pero me abrazo a la última muñeca que me regalaste. Durante el día  todas las personas se empeñan en que te olvide, pero yo siempre me acuerdo de ti. Tengo muchas ganas de verte.

He pasado por el parque. He visto los columpios. Están tristes. Papá, nos están esperando.

Los primeros días mamá me decía que tenías mucho trabajo y cuando llegabas yo estaba en la cama. Hoy me ha dicho que te has ido al cielo…, pero yo no me lo creo.

Han venido muchas personas a nuestra casa:  el alcalde, tus compañeros de trabajo, algunos concejales, Antonio, el carnicero, tus amigos de la partida de cartas, toda la familia, vecinos y vecinas que yo no conocía y que nunca había visto, Oscar, el del kiosko, y tantos y tantos.

Ha venido un río de personas a casa, pero yo sólo quiero que vengas tú, porque estamos sobreviviendo en un mar de lágrimas. Por favor papá,

VUELVE PRONTO

Querido Papá

..

Relato Breve escrito por Pepe Marquina – Incluido en el libro de relatos “Invité a los caracoles a soñar con la primavera”

Con un ojo abierto

Mi manera de mirar las cosas que (me) pasan.

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

A %d blogueros les gusta esto: