Inicio

“Querido papá” …Pepe Marquina

2 comentarios


Querido Papá

Aquel jueves te levantaste muy temprano y me diste un besito antes de irte al tren. Yo, aunque estaba dormidita, también te di un beso. Me dijiste que por la tarde me llevarías a los columpios, me comprarías chucherías, y que vendrías pronto.

Desde ese día no te he vuelto a ver y mamá está muy triste.

El teléfono ha sonado más veces que nunca. Han llamado dos presidentes de Gobierno, casi todas las emisoras de radio y cadenas de televisión, muchos de tus antiguos alumnos, miembros de la familia real, muchas personas anónimas,  el defensor del pueblo, los periódicos locales y nacionales, antiguos compañeros de Universidad cuando vieron tu foto impresa…

Por la noche duermo mal, pero me abrazo a la última muñeca que me regalaste. Durante el día  todas las personas se empeñan en que te olvide, pero yo siempre me acuerdo de ti. Tengo muchas ganas de verte.

He pasado por el parque. He visto los columpios. Están tristes. Papá, nos están esperando.

Los primeros días mamá me decía que tenías mucho trabajo y cuando llegabas yo estaba en la cama. Hoy me ha dicho que te has ido al cielo…, pero yo no me lo creo.

Han venido muchas personas a nuestra casa:  el alcalde, tus compañeros de trabajo, algunos concejales, Antonio, el carnicero, tus amigos de la partida de cartas, toda la familia, vecinos y vecinas que yo no conocía y que nunca había visto, Oscar, el del kiosko, y tantos y tantos.

Ha venido un río de personas a casa, pero yo sólo quiero que vengas tú, porque estamos sobreviviendo en un mar de lágrimas. Por favor papá,

VUELVE PRONTO

Querido Papá

..

Relato Breve escrito por Pepe Marquina – Incluido en el libro de relatos “Invité a los caracoles a soñar con la primavera”

Anuncios

“Atrapado” … Merche Postigo

2 comentarios


.

La noche está llegando y yo sigo aquí, sentado en el viejo sillón que mi padre compró hace hoy algunos años. Sigo inmóvil, atravesando con los ojos la ventana, intentando ver salvando la cortina. La cortina que ella colgó frente al sillón y que ahora oscurece mi realidad. Sufro viendo la noche llegar, hiere cuando me aborda y la cortina expía conmigo. Contemplo con hastío el fracaso de mi vida, y la victoria de la mujer que se aleja a la velocidad de la luz del día. La cortina insiste en no permitirme ver la calle, cómplice de su desprecio también me ignora. Vuelvo a intentarlo. Contemplo mi mano en su ascenso hacia ella, se alarga, se sujeta recelosa a la cortina que se resiste en silencio. La toco, es suave, diría que dulce. Me permite, no se resiste. Intento llegar más lejos y la noto tensa, insisto. Me acerco más, .frente a frente con ella. Huelo su olor. Olor al limón de siempre. Noto sus curvas. Ella se aparta. Por fin veo la noche, está ahí fuera, mirando silenciosa. El “crick crack” de los anclajes al soltarse me aleja del sueño. Compruebo hierático el derrumbe de la atadura. Siento que abandona la seguridad del enganche, atraída por el peso de mis deseos, que aferrados a la cortina rompen la belleza de las sombras y lloro..

.AtrapadoMicro Relato escrito por Merche Postigo

“Game Over” III …Alejandro Nanclares

Deja un comentario


Viene de GAME OVER II

..

Billete de Autobús La chica del mostrador de información me tranquilizó. Dijo que eso sucedía a menudo y que pasaría otro autobús a media mañana. Una módica cantidad y un tampón morado al dorso validaron de nuevo mi billete. Para matar el tiempo adquirí otro periódico y un magazín deportivo, pero cuando me senté en el banco de madera, junto al ventanal, fui incapaz de concentrarme en la lectura. Era tanto el silencio de aquel hangar vacío que resultaba incómodo, poco tranquilizador. Sólo pude entretenerme mirando titulares y fotografías.

Más

“Game Over” II …Alejandro Nanclares

2 comentarios


Viene de GAME OVER I

.

old-deflated-soccer-ball-40382623 Imaginé que debía llevar un presente, pero no sabía muy bien que clase de regalo se le podía hacer a un niño tan pequeño. No me gustan los peluches ni esa serie de trastos inservibles que se regalan comúnmente a los bebés. Sabía que Herman había sido siempre muy aficionado al fútbol. Incluso recordaba haber jugado con él algún partido de domingo por la mañana. Esa precisamente era la idea: le compraría el mejor balón de reglamento y, así, su padre, se encargaría de enseñarle a chutar en cuanto pudiera mantenerse en pie. . Más

“Game Over” I … Alejandro Nanclares

4 comentarios


Dudas

.

 Hace varios meses, de forma inesperada, recibí un E-mail de Herman, el esposo de mi hermana pequeña. Ella acababa de dar a luz y tenía un nuevo sobrino, un hermoso niño que había pesado algo más de 5 Kg. al nacer. Le iban a poner de nombre Alex, en honor a mí y también a nuestro padre, su abuelo. Estaban seguros de que eso era algo que a él le agradaría, donde fuera que estuviese ahora. Pensaban que también me gustaría a mí y me invitaban a su casa, por si quería conocerlo. Mi hermana continuaba ingresada, pues el parto había sido complicado y muy largo, pero afortunadamente ambos estaban fuera de peligro  Me enviaba muchos besos de su parte. Incluso Herman, mi cuñado, se despedía con un amistoso “Abrazos, tío Alex”.

. Más

“Contagios” I I … Texto colectivo a 18 manos

2 comentarios


Segundo Relato de la serie “Contagios” Escrito por Lucía Dalmau

Mujer con perro

 

 ¿QUÉ SE YO QUÉ ES EL AMOR O SI TE QUIERO O NO?.No me mires con esa cara de perrito abandonado. No lo sé. Fuera. Cada vez que te acercas, la inercia me lanza sobre ti. Aire ¿No era lo que querías mientras corrías en el parque huyendo de mí para que no te encontrara? Pero te has asustado ¿Verdad? Y me has encontrado persiguiendo tu prodigioso olfato en el escondite donde nos conocimos, detrás de este árbol desnudo. ¿Lo recuerdas? Ese día luché por ti entre todas esas mujeres que revoloteaban a tu alrededor. Todavía no sé por qué yo. Supongo que te oliste que era una presa fácil.

Más

Newer Entries

Con un ojo abierto

Mi manera de mirar las cosas que (me) pasan.

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

A %d blogueros les gusta esto: