Inicio

“El pez azul” …Pepe Marquina

Deja un comentario


.

Una asturiana quería ir de vacaciones. No le admitían a su mascota: un pez.

Decide dejarlo en el portal de su comunidad. Con una petición para los vecinos: “Dejo comida. Sólo una vez al día. Apuntad en papel quien le alimenta cada día”.

Al día siguiente uno de los vecinos se lo subió a casa para cambiarle el agua y que viera la subida al Angliru de Alberto Contador. Otro le compró un bote de comida de colores con tres tipos de vitaminas. Otro le dio un paseo una tarde que llovía por un parque. El del quinto le puso la televisión para que viera la última victoria de Rafa Nadal. Otro se lo llevó una mañana a una votación que tenía en el Ayuntamiento. Una familia, creo que la del 3º A, se llevó el pez azul a los picos de Europa de excursión.

Cuando volvió la dueña y vio tan contento a su pez que no paraba de dar saltos,  encontró un sobre junto a la pecera. Contenía mucho dinero. Era para que se fuera otra vez de vacaciones.

.pez azul loro

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios

“Darío”…Pepe Marquina

Deja un comentario


.

Me lo encontré en la orilla del río. Nos alegramos del encuentro.

Le pregunté que qué tal estaba. Cariacontecido mostró un rictus de amargura y tristeza. Casi llorando me dijo “regular”.

Era evidente que ese regular significaba mal.

Cuando le pregunté cuál era el motivo, entonces rompió en lágrimas y por fin me lo contó. En este momento mis padres han llevado a sacrificar al gato que teníamos en casa.

Yo respiré hondo. Lloraba por la muerte del gato, que después de diecisiete años en la familia, tuvieron que sacrificarlo. No era por edad, fue una enfermedad.

Me conmovió Darío. Me alegró su tristeza porque veo que la sensibilidad de las personas hacia los animales existe.

.gato

Suelto escrito por Pepe Marquina

“Quién no te conozca…”… Pepe Marquina

2 comentarios


.

Fragmento de un artículo político,  de Julio Collado en el que concluye con este cuento que nos recuerda de forma oportuna.

“Tres   estudiantes   sopistas (estudiantes universitarios sin recursos económicos que rondaban bares y tabernas entregando su música y simpatía a cambio de un humilde plato llamado sopa boba)  llegaron   a   un   pueblo   en   el   que había feria.

Uno de ellos propuso divertirse al ver a un burro  sacando agua de una noria. Ponedme a la noria, dijo a los otros, y llevaos   el   burro,   que   venderéis   en   el   Rastro   en   un   santiamén.

Dicho   y   hecho.   Desataron   al   borrico   y   se   lo   llevaron.   Cuando habían   desaparecido,   el   estudiante   que   hacía   de   burro   dejó   de mover la noria y se paró.

El hortelano, al que llamaban Cándido, miró  hacia la noria y se llevó una buena sorpresa al ver a un muchacho en vez de a su burro. Se acercó a él y exclamó,

¿qué es esto?

Y el estudiante le dijo:

– Mi amo, unas pícaras brujas me convirtieron en borrico; pero ya cumplí el tiempo de mi encantamiento y he vuelto a mi primitivo ser.

El pobre hortelano se desesperó. Pero, ¿qué había de hacer?

Le quitó los arreos y le dijo que se fuese con Dios. Y enseguida tomó tristemente el camino de la feria para comprar otro burro. El primero   que   le   ofrecieron   unos   gitanos   era   su   propio   borrico.

Apenas lo vio, echó a correr exclamando:

¡Quien no te conozca que te compre!”.

.quien no te conozca

Suelto escrito por Pepe Marquina

“Visón”… Pepe Marquina

Deja un comentario


Hojeando una revista de anuncios me he detenido en uno que paso a relatar.

“Vendo abrigo de visón”. Yo me pregunto por qué lo vende. “1000 euros”. Parece ser que es una ganga. Después añade: “Su precio original eran 6.000 euros”. Continúa convenciendo: “Me lo he puesto tres veces”.

Es evidente que se puede deber a que la señora se ha quedado en el paro y quiere recuperar un dinerillo, o a que está haciendo limpieza general, o le han regalado otro abrigo de más valor. Mil cosas.

Ante mi duda, que no me permitía dormir,  opté por llamar a la susodicha para asegurarme sobre cuál era el verdadero motivo de vender el abrigo de visón.

“Me he vuelto defensora de los animales” -me dijo- “y formo parte de un grupo ecologista”.

.vison

Suelto escrito por Pepe Marquina

“Las piedras de Hugo” …Merche Postigo

1 comentario


.

Hugo, una tortuga de tierra con el caparazón duro, tenía los sentimientos blandos.

tortuga

Era joven, pero ya disfrutaba de muchos años, más de 42. Nunca se quejaba, pero se lamentaba de no haber encontrado compañera. Le gustaba la vida tranquila, como cabía de esperar para una tortuga lenta y de caparazón duro. Disfrutaba con los largos paseos matutinos. Pero la luz de la luna lo convertía en un reptil triste y melancólico. Más

“Disculpas (y II)” … Pepe Marquina

Deja un comentario


.

En realidad he cometido un error ortográfico. Y todo por un punto. Nunca creí que un punto tuviera tanto valor.

Resulta que la frase “Se admiten perros tranquilos”, no es correcta. La leí de forma incorrecta. Hice una mala lectura. De ahí mis disculpas. Falta un punto que yo no lo vi. Después de perros. Por tanto la frase sería esta:

“Se admiten perros. Tranquilos”.

Ahora queda claro. En el hotel se admiten perros.

Lo que yo no tengo claro es la palabra tranquilos. No sé si va dirigida a los dueños o a los perros. Yo creo que la frase va dirigida a los perros, para que estén tranquilos porque sÍ los admiten en el hotel y no tienen que dormir a la intemperie hasta que los dueños descansen a pierna suelta.

.mascotas

Suelto escrito por Pepe Marquina

“Disculpas I” …Pepe Marquina

Deja un comentario


.

No me queda más remedio. Tengo que pedir disculpas.

Lo malo de escribir tantos sueltos es que en alguno de ellos si no hilas muy fino te puedes resbalar.

Por eso pido disculpas. Ya me gustaría que hubiera sido un suelto limpio pero me salió un borrón. A cualquiera le puede pasar.

Contaba en el suelto anterior que al dueño/a del perro le sometían a unas pruebas en el hotel,  para ver el carácter del perro.

Pero lo que no se me puede perdonar es la última frase. Decir que el informe se lo dan al perro para que conozca mejor a su dueño. Ahí es donde me colé. Cómo le van a dar el informe al perro, cuando un perro que lleva veinticuatro horas cada día con su dueño lo conoce mejor que a su propia mano.

Por eso pido disculpas… a los perros que se hayan sentido aludidos.

.respeto

Suelto escrito por Pepe Marquina

Older Entries

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

geoengineeringcrimes

Crimes Against Mother Earth

A %d blogueros les gusta esto: