.

Era el primer partido de la NBA. Gordon Hayward, jugador de los Boston Celtics se destrozó el tobillo en un salto.

Kobe Bryant, un ex-jugador de los más grandes, le estimulaba con esta carta:

“Estar triste. Estar enfadado. Estar frustrado, Gritar. Llorar. Estar enojado. Cuando despiertes pensarás que todo ha sido sólo una pesadilla para después darte cuenta de que todo es demasiado real. Te enfadarás y desearás volver a ese día, a ESE partido. Pero la realidad no te deja volver a atrás y tú tampoco deberías.

Es momento de seguir adelante y concentrarte en hacer todo lo que está en tu mano para prepararte para la operación, hacer todas las preguntas necesarias para entender todo el proceso para poder visualizarlo en tu subconsciente mientras te operan y así mejorar las opciones de éxito.

Después concéntrate en el proceso de recuperación, día tras día, tras día, tras día. Es un viaje largo, pero si te centras en los pequeños hitos en el camino, encontrarás belleza en la lucha por hacer cosas simples que, antes de la lesión, se daban por sentado. Eso también significará que cuando regreses tendrás una nueva perspectiva de las cosas. Estarás tan agradecido de poder estar de pie, caminar y correr que entrenarás más fuerte que nunca. Te darás cuenta de que con cada pequeño hito volverás a ser mejor jugador. La mejor de las suertes en este viaje, mi hermano”.

.

gordon-hayward

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios