Relato Breve Escrito por: Mary Carmen

Un beso

   Cerró con fuerza los ojos y se concentró en la intensidad del beso.

    Olvidó la cadena de montaje y el frío de las mañanas que calaba hasta los huesos, y la neblina de los montes alrededor de la ría y la mudanza a la ciudad y el ruido de los coches y el sabor a alquitrán del aire. También el desarraigo.

    Sintió la suavidad de unos labios con sabor a fresa que aniquiló el recuerdo del dolor de los huesos las noches de helada mientras hacía la ronda y el dolor más hiriente y punzante de la muerte del hijo que no nació. Más

Anuncios