.Baolones fuera - café con leche

Hace mucho tiempo que nadie sabe nada del joven moreno que vivía en el apartamento colindante al mío. Un chico de veintidós años del color del café con leche. Igual al de los caramelos de la Viuda de Solano que me comía a escondidas de pequeña, en casa de mi abuela. Quizás mi vecino era un poco más oscuro que los caramelos, como si la proporción de café hubiera superado a la de leche.

Más

Anuncios